Posts From July, 2010

La tarjeta de presentación

Hace una semanas asistí a un evento organizado por México Networking en el D.F., dónde el propósito es hacer contactos por medio del intercambio de tarjetas de presentación, conseguí más de 40 tarjetas después de charlar unos minutos con cada uno de ellos para conocer su actividad compartiendo una copa de vino y unos bocadillos.

Revisándolas el día de hoy me doy cuenta de los errores que se cometen con las tarjetas de presentación, la mayoría de ellas muy bien diseñadas pero no dicen en que negocio están y no recuerdo la persona que me la dio, algunas están marcadas con corrector, otras tachadas añadiendo nuevos datos.

Generalmente en mis seminarios pido tarjetas de presentación a los participantes, muchos de ellos son vendedores y la sorpresa que me llevo de muchos de ellos es que no las traen y a los empleados de servicio al cliente ni siquiera se las proporcionan.

Todas las personas que trabajan sin importar su oficio o actividad usan de manera cotidiana tarjetas de presentación, Taxistas, Médicos, Carpinteros, Plomeros, Electricistas, Servicio al Cliente, etc. 

En este boletín mostraré varias formas de aprovechar al máximo las tarjetas de presentación como una herramienta de trabajo.

Actualmente imprimir tarjetas de presentación es sencillo y económico, por lo que realmente no hay excusa para tener tarjetas de presentación con información incorrecta o desactualizada.

Aprovecha la oportunidad y has que tus tarjetas de presentación trabajen promocionando tu empresa, son una herramienta de venta muy efectiva y económica. Aquí te presento algunas ideas que te ayudaran a aprovechar tus tarjetas de presentación al máximo.

1.- Asegúrate que el logo, el nombre de la compañía y la información se presenten de forma atractiva, que llamen la atención y que el diseño sea consistente con los demás materiales usados en tu empresa u organización.

2.- Incluye tarjetas de presentación en todas tus cartas, boletines, inclusive facturas, ¡nunca sabes quien puede abrir el sobre!

3.- Siempre hay que tener algunas tarjetas de presentación a la mano, (incluye sábados, domingos y días festivos) revisando frecuentemente que cuentes con suficientes en la cartera, en el coche o en el portafolio. Verifica que tengas suficientes de repuesto y si te llegan a escasear solicita una dotación de tarjetas de inmediato.

4.- Es importante que todos los miembros del staff de la empresa u organización cuenten con tarjetas de presentación, las personas que nunca las han tenido estarán encantadas de tenerlas y las repartirán entre todas las personas que conocen promocionando la empresa. Además proporcionarles tarjetas de presentación a los miembros del staff ayudara a subirles la moral y a que se sientan apreciados.

5.- Si la información para que te contacten cambia, ordena unas tarjetas de presentación actualizadas de inmediato.

6.- Trata de usar un tarjetero, de esta forma tus tarjetas de presentación no se maltrataran y estarán siempre en perfectas condiciones generando de esta forma una mejor impresión cuando las entregues.

7.- Da a la gente alguna razón para que conserve tu tarjeta de presentación, asegúrate que tu tarjeta sea distintiva y que incluya algo útil en el reverso como un calendario, cupón, oferta o información interesante. Diseños creativos, impresión de calidad con colores vibrantes, esquinas redondeadas, impresas a todo color, con barniz o plastificado ayudaran a que tus tarjetas de presentación sobresalgan de las demás.

8.- La sugerencia más importante de todas es que tus tarjetas de presentación únicamente funcionaran si las saca de su empaque y las entregas a todas las personas con las que tienes contacto. No pienses en los centavos que te cuesta cada una de ellas, sino en los negocios que puedes generar.

9.- Cuida el tamaño y los moldes. En un afán por ser originales, algunas empresas optan por tamaños pequeños o demasiado grandes. Hay tarjetas que se abren en dos partes e incluso tienen forma circular. Aunque llaman la atención, resulta difícil archivarlas. Lo mejor es el tamaño clásico de 9cm x 5cm.

10.- Mi tarjeta de presentación tiene mi foto. Vivimos en una cultura visual donde lo que no se ve, se olvida. El hecho de incluir tu foto dará un toque personal a la tarjeta y se posicionará mejor. Si subes fotos personales a Internet ¿Por qué no poner una en tu tarjeta de presentación?

Cuando revisas tu archivero, es común encontrar algunas tarjetas que no recuerdas quién te las entregó, ni cuándo, ni por qué. Además, se presentan las siguientes interrogantes: ¿Qué hago con ellas? ¿Las elimino o las conservo unos meses más? Las respuestas a estas preguntas pueden ser la clave para determinar si te interesa buscar a esa persona para cerrar un trato.

Recuerda que las tarjetas son una de las herramientas fundamentales para posicionar tu compañía entre clientes potenciales. También generan una radiografía sobre la forma en que se desempeña tu empresa y transmiten los valores centrales de tu marca. Si están bien diseñadas, son una garantía de que tu trabajo es serio y estable. 

Para recordar: No te olvides utilizar el reverso de tu tarjeta de presentación.